Campofrío Food Group
:
Traer la categoría de embutidos de vuelta a la relevancia
Cliente
Servicio
Diseño de concepto, prototipo y test
Identidad de marca
Investigación etnográfica
Nombre e identidad verbal
Diseño estructural y gráfico de packaging
Llevar la categoría de las salchichas a territorios novedosos

Campofrío Food Group (CFG), una de las empresas más importantes del sector de la carne procesada en Europa, que cuenta con marcas comerciales líderes como Aoste (Francia), Campofrío (España), Nobre (Portugal) y Stegeman (Países Bajos), eligió a Lantern como socio de innovación para resolver varios retos empresariales en distintas categorías. Nuestro análisis inicial indicaba que existía una oportunidad real y considerable de atraer de nuevo a los consumidores a una categoría que había experimentado un desplazamiento durante la última década: los embutidos. Esta intuición se confirmó cuando nuestra investigación reveló que muchos consumidores y no consumidores de la categoría percibían la oferta de salchichas existente en las marcas como 'infantil' y 'de mala calidad' y le daban una calificación baja en el espectro del placer.

Competir con los apetitosos sustitutos de las hamburguesas, la pizza, el sushi e incluso la panoplia de Deliveroo y similares no parecía un reto fácil, pero el equipo del proyecto de CFG y Lantern trabajó ágilmente para llevar en poco tiempo una visión común al mercado: una nueva e innovadora gama de salchichas de alta calidad, suculentas y deliciosas, diseñadas para satisfacer a los consumidores orientados al placer y para maridar perfectamente con la cerveza artesanal, una tendencia en auge que rápidamente se hace mainstream. Para hacerla realidad, elaboramos un informe detallado para el departamento de I+D sobre texturas, ingredientes, formas y sabores, basado en las necesidades insatisfechas de los consumidores y en las tendencias alimentarias y gastronómicas. Diseñamos el concepto de producto teniendo en cuenta cómo podría evolucionar la gama con el tiempo en función de los distintos tipos de carne, métodos de fabricación, sabores y formatos. Así surgió una gama core preliminar (clásica, vacuno y pollo) y también envases unitarios, conceptualizados pensando en la prueba y la combinación, de sabores interesantes como mango-curry y cheddar-jalapeño. Por último, pero no menos importante, Lantern concibió el nombre de la gama familiar, The Grillers, y diseñó la identidad de la marca, el storytelling y el diseño de los envases. Estamos muy contentos de que, unos meses después de que el producto llegara a los estantes, nuestro trabajo de branding haya sido premiado en los Best Awards 2019.