Previsiones de EIT Food para el sur de Europa en el sector agrifood

En colaboración con EIT Food, organismo de innovación alimentaria de la Unión Europea, Lantern realiza un estudio sobre los efectos de la COVID-19 en la industria alimentaria del sur de Europa.
01/2021
Previsiones de EIT Food para el sur de Europa en el sector agrifood

En octubre de 2020, Lantern publicó un estudio sobre los efectos de la COVID-19 en la industria alimentaria del sur de Europa, en colaboración con EIT Food, la principal iniciativa de innovación alimentaria en Europa y un organismo de la Unión Europea. El estudio se llevó a cabo en cinco países y en cinco áreas distintas de la industria. Entrevistamos a expertos en el sector primario, la producción y la cadena de suministro, la hostelería, el retail y la I+D+i en Portugal, España, Italia, Grecia y Turquía.


A través de la metodología speculative futures, desarrollamos dos grupos de escenarios futuros posibles: uno a corto plazo, mientras siga la pandemia, y otro a medio plazo, después de que la pandemia finalice. El primer grupo se desarrolló sobre los ejes de la recuperación económica y el control de la pandemia, y el segundo sobre los de los cambios industriales y los cambios sociales que se puedan producir. Establecimos tres escenarios para cada uno de los dos horizontes temporales, que después desglosamos en impactos y oportunidades en las cinco áreas mencionadas.


Basándonos en estos escenarios, generamos recomendaciones relacionadas con la venta en línea y los tipos de alimentos a producir, entre otras, e identificamos oportunidades clave como dark kitchens y dark supermarkets en áreas como la digitalización y la mecanización. 


En cualquier caso futuro, hay medidas concretas para continuar, cesar o comenzar de forma inmediata para prepararse. Es esencial continuar centrándose en las actividades principales, reforzando vínculos con clientes actuales, creando experiencias seguras y positivas, reforzando la propuesta de valor y ofreciendo productos y experiencias saludables y convenientes.


Consecuentemente, hay otras áreas no clave o perjudiciales que deben ser eliminadas, como cualquier elemento que cree una sensación de inseguridad para los stakeholders, productos poco saludables o sostenibles y contextos que no ofrezcan flexibilidad para el teletrabajo.


Por último, recomendamos poner en marcha lo siguiente si no lo está aún: mejoras en agilidad y rapidez, inversiones en capacidades digitales en soluciones direct-to-consumer, una mayor inversión en I+D en salud y seguridad alimentaria, la creación de nuevas experiencias de consumo, la revisión del impacto en el entorno (tanto en las personas como en el planeta) y la integración del propósito del negocio en el core de la estrategia y la ejecución.


Haz clic en “download the South Foresight” en el siguiente enlace para leer el estudio en inglés: https://www.eitfood.eu/projects/food-foresight